Citando el Salmo 32, Enrique Shaw escribió: “…pondré en salud al que lo desea” … Venga, oh Señor, tu misericordia…