Categoría: Novedades

No despedirás, el nuevo mandamiento

Cuentan ejecutivos de buena memoria y misa frecuente que, muchos años antes de que Bergoglio se convirtiera en Francisco , cada vez que le proponían impulsar desde aquí la causa de beatificación de Enrique Shaw -ex directivo de Rigolleau con posibilidades de convertirse en el primer santo empresario del mundo-, el cardenal contestaba con una broma: es imposible, decía, imaginar un hombre de negocios santo. Tal vez lograron convencerlo porque, finalmente, el Sumo Pontífice decidió iniciar el proceso. Lo dijo en 2015 en una entrevista con la mexicana Televisa. “Estoy llevando adelante la causa de beatificación de un rico empresario argentino, Enrique Shaw, que era rico, pero era santo.”

replica watches
© 2019 Enrique Shaw. Desarrollo por Daptee