Presentaron un libro sobre Enrique Shaw en la fragata “Sarmiento”


Su autor, el Contralmirante (RE) Luis María González Day, detalló que el libro trata sobre la trayectoria naval del hombre cuya vida ejemplar motiva su posible canonización.

Buenos Aires- Durante la tarde de ayer se realizó la presentación del libro “Shaw, de Cadete Naval a aspirante a Santo – Historia naval del siervo de Dios Enrique Ernesto Shaw”. El encuentro se realizó en el buque museo fragata ARA “Presidente Sarmiento” y contó con la presencia del Contralmirante (RE) Luis María González Day como expositor principal junto al Administrador General de la Causa de Beatificación de Shaw, Fernán de Elizalde.

Además participaron la Secretaria de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias del Ministerio de Defensa, Graciela Susana Villata; Monseñor Santiago Olivera en representación del Obispado Castrense; autoridades navales y del Ejército Argentino, referentes de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas y de la Acción Católica Argentina. Junto a ellos asistieron cuatro hijas y dos nietas de Shaw, y familiares y amigos del autor de la obra.

El libro, escrito por el Contralmirante (RE) González Day, cuenta la historia y su transitar por la Escuela Naval y, más adelante, por la carrera en el mar de un hombre que supo llevar la Doctrina Social de la Iglesia a su accionar diario en la conducción y en todas sus tareas.

“Enrique tuvo a lo largo de su vida muchos llamados a los cuales dijo sí cuando el espíritu sopló en ese sentido. A los 14 años, siendo muy joven y teniendo una vida familiar y social muy prometedora, decidió hacerse marino. Tuvo una vocación y la decisión de seguir esta carrera fue el espíritu de Enrique que llevó a ese cuerpo e inteligencia a ingresar la Armada; y Enrique lo hizo con toda la fuerza de su ser”, manifestó el Contralmirante (RE) González Day. “Enrique creía que siempre se puede hacer más por los que menos tienen, estaba cerca de los corazones de la gente”, agregó.

Fernán de Elizalde, por su parte, explicó que la intención siempre es “promover la figura de Enrique Shaw tratando de descubrirlo”, dijo, y continuó: “En la Armada hoy hay un ejemplo a seguir de un hombre que llevó a todos los ámbitos el respeto de su formación”.

Terminadas las alocuciones y los agradecimientos, se entregaron ejemplares del libro a todos los presentes y otros al Director del buque museo, Capitán de Navío Gabriel José Galvarini, para que permanezcan en exposición a bordo. “Desde cadete Enrique tenía un gran sueño de navegar en esta fragata y esta es una forma de que finalmente pueda estar en el buque que siempre deseó”, concluyó el Contralmirante (RE) González Day.

LA VIDA DEL POSTULANTE A SANTO

Enrique Shaw fue un hombre que dedicó su vida a la Armada y a la empresa. Ingresó a la primera muy joven y a los 17 años ya era Guardiamarina, destacado entre sus pares y a lo largo de su carrera con subalternos y superiores. Con el grado de Teniente de Fragata decidió dejar la Fuerza y volcarse a la vida empresarial.

En Cristalerías Rigolleau supo ganarse la confianza y el cariño de los trabajadores guiándose siempre por la Doctrina Social de la Iglesia. Promovió el estudio de los obreros que no sabían leer y escribir; y fundó la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas.

Falleció a los 41 años agobiado por un cáncer con el que luchó durante mucho tiempo.

Tras evaluar los rasgos de su vida y con el seguimiento a sus libretas en las que siempre volcaba todos sus pensamientos, se llegó a la conclusión de que tenía rasgos y ribetes propios de la vida de un santo. Así se inició la causa por la beatificación y la canonización y desde 2001 es considerado Siervo de Dios por la Iglesia Católica.

Actualmente se encuentra en pleno trámite de investigación en el Vaticano, con la recepción de testimonio de parte de los promotores de la causa y estudiando su vida y obra. Enrique Shaw puede convertirse en el primer santo militar.

Fuente: Gaceta Minera. 25/10/2017.